lunes, 26 de noviembre de 2012

Kelpy, vehículo submarino monoplaza.


Saludos de nuevo, damas y caballeros.

  Un vez más, terminado y puesto  prueba, permitan que les mostremos el último de nuestros artefactos salidos de la mansión de los Absenta: el Kelpy.

  Quizás recuerden nuestro anterior submarino, el "Bunyip" (http://absentasmannor.blogspot.com.es/2011/09/bunyip.html), cuya mejor cualidad era la comodidad de su interior. En esta ocasión hemos querido abandonar el paseo submarino, y nos hemos decantado hacia la exploración. Para ello, el Kelpy ha nacido como vehículo monoplaza, ligero y ágil.








  Con una autonomía de 3 horas, y un velocidad media de 100km gracias a sus turbinas gemelas alimentadas por una Caldera de Compactado Absenta (Tm), sus aletas y timón le permiten una excelente maniobrabilidad, giros de 180º en poco espacio, y permanecer estático y sin ruidos.
  Su montaje duro y compacto permiten descensos de hasta 200mt de profundidad antes de escuchar sonidos extraños, y otros 50mt antes de que la cosa se vuelva peligrosa. El sónar es decente y se comporta bien.

    Nuestra búsqueda de la mítica ciudad sumergida de R'lyeh está cada vez más cerca...






jueves, 15 de noviembre de 2012

ALQUIMIA, Raygun transmutadora.

  Saludos, damas y caballeros.

  Un vez más, permitan que les mostremos otro de los artefactos surgidos de los laboratorios de la mansión Absenta: la raygun "Alquimia".

 "Alquimia" no ha sido diseñada pensando en la elegancia o en el estilo, solo en sus resultados, que son fabulosos. Su rayo es de corto alcance, apenas unos 6mt, y no produce efecto alguno sobre los seres vivos o la materia orgánica. En su lugar, los objetos pueden ser transmutados con rapidez en cualquier otra sustancia, o mutar su estado de sólido a líquido o gaseoso. Temporalmente.

   La "Caldera de Compactado Absenta" (Tm) proporciona la energía al artefacto, que resulta necesitarla en abundancia, motivo por el cual se ha añadido una batería sobre la misma. 10 disparos en una hora tampoco son pocos si están bien meditados.

   La transmutación subproduce tremendas cantidades de energía residual, que es liberada en forma de chispazo llameante a través de sendas bocachas laterales.

   El rayo es algo inestable, pero la espiral de éter lo reconduce en una línea bastante recta, dentro del alcance citado más arriba
.
   La rueda de control permite escoger entre varios efectos posibles: transmutación de metales, minerales, licuado y gasifización. Todos los efectos perduran un par de minutos, pero resulta útil tanto para escapar de entre los muros de una carcél persa (no pregunten), como para darle forma creativa a cualquier bloque de piedra y exponerlo en la estantería. Y si el destino les lleva a enfrentarse a un robot enloquecido, es perfecta.



  PD: si la están usando y perciben que comienza a soltar humo verde y a temblar violentamente, arrojénla lejos y corran, por favor, corran.








viernes, 9 de noviembre de 2012

Penúltimo paso: la raygun.


    Saludos.

    Permitan que les mostremos como sigue adelante nuestra última raygun.
    Hemos optado por colores metálicos: oro, plata, cobre y bronce, y solo queda darle más presencia con sombras y manchados con pincel seco. Además, si se fijan, no nos hemos resistido a un par de cambios: ha desaparecido la punta afilada del cañón, y ha surgido un tapón de refresco en un lateral.
  Todo tiene un motivo.



sábado, 3 de noviembre de 2012

Seguimos trabajando en la raygun y el submarino.

  Saludos.
  Hemos terminado de añadir detalles y complementos a nuestros artefactos, incluyendo partes de goma-eva, piezas sueltas de Lego y las siempre infalibles pajitas de muelle. Considerando que la forma nos complace, el siguiente paso será comenzar a pintar.






  Al submarino le hemos añadido, además, un par de timones-aleta y una espina dentada al más puro estilo "Nautylus", ambas de cartón. Toca pintar.